miércoles, 11 de julio de 2007

El OtRo LaDo

Ayer salieron en el telediario las imágenes de dos terroristas españoles, uno fue detenido en una estación de autobuses y la otra aún no ha sido atrapada. Vi sus rostros jóvenes y tranquilos que millones de puntitos me transmitían.

Os voy a pedir un favor, aunque sea completamente políticamente incorrecto. Voy a pediros algo que no está para nada de moda, algo por los que muchos fruncirán el ceño y dirán que me falta criterio y sensibilidad.

Pero por favor, por una vez, poneros en su piel, pasaros
al otro lado, intentad comprenderles.

Yo imagino una muchacha joven de veintipocos, convencida de que está haciendo la revolución, que está haciendo algo bueno y anónimo por las generaciones futuras, una nueva Ché, una nueva Madero, una nueva Kuhn. Una heroína anónima quizá cuyo nombre no resonará jamás en la Historia, pero alguien que se irá del mundo con la certeza de haber luchado por lo que creía, intentando construir un mundo mejor.

Y si volvemos a nuestro lado, todo esto no tiene sentido. No es una revolucionaria, es una terrorista fanática que produce dolor a su paso para defender lo indefendible.

Cómo alguien puede estar tan equivocado y creerse tal poseedor de la verdad. Dónde está límite, a quién pertenece la razón. Y sobre todo, dónde estoy yo como ciudadana del mundo que critico y miro con desconfianza, cuál es mi papel y qué me hace pensar que mi verdad es la Verdad, que mi criterio es el Criterio, que lo que veo es lo que está
al otro lado.

9 comentarios:

César dijo...

Me encanta. A veces lo he pensado. Ciertamente ellos defienden algo en lo que creen, tanto como nosotros podemos creer en lo nuestro. No sé quien tiene más razón, pero sí sé lo q me distingue de ellos. Me distingue el criterio q elijo para creer tener razón. Mi varemo de la razón es el respeto. Me distingue de ellos el respeto. Defender lo tuyo jugando a ser dios con la vida de los demás, es una falta de respeto por esos otros increíble.

Y bueno q yo me crea más rspetuoso tampoco quiere decir q lo mio sea más correcto, pero como yo creo en ello, voy a ser tan valiente como ellos para defenderlo. Admiro a algunos q defienden cosas q me important un pimiento o icluso estoy en contra, pero cuando lo hacen con pasión y respeto me llaman la atención.

Pero ahora me planteo otra cosa. Y si hubiera vivido en la guerra civil? Me hubiera planteado si debo matar o no al enemigo? Me hubiera planteado hasta q punto es una falta de respeto? No lo sé, espero no verme nunca en tal situación, la odio. Pero parece q en el otro lado sí se lo plantean, para ellos es como una guerra q nosotros no podemos ver. Algunos más q odio por haber faltado al respeto de sus víctimas, me dan lástima por verse en tal situación.

César dijo...

Me encanta. A veces lo he pensado. Ciertamente ellos defienden algo en lo que creen, tanto como nosotros podemos creer en lo nuestro. No sé quien tiene más razón, pero sí sé lo q me distingue de ellos. Me distingue el criterio q elijo para creer tener razón. Mi varemo de la razón es el respeto. Me distingue de ellos el respeto. Defender lo tuyo jugando a ser dios con la vida de los demás, es una falta de respeto por esos otros increíble.

Y bueno q yo me crea más rspetuoso tampoco quiere decir q lo mio sea más correcto, pero como yo creo en ello, voy a ser tan valiente como ellos para defenderlo. Admiro a algunos q defienden cosas q me important un pimiento o icluso estoy en contra, pero cuando lo hacen con pasión y respeto me llaman la atención.

Pero ahora me planteo otra cosa. Y si hubiera vivido en la guerra civil? Me hubiera planteado si debo matar o no al enemigo? Me hubiera planteado hasta q punto es una falta de respeto? No lo sé, espero no verme nunca en tal situación, la odio. Pero parece q en el otro lado sí se lo plantean, para ellos es como una guerra q nosotros no podemos ver. Algunos más q odio por haber faltado al respeto de sus víctimas, me dan lástima por verse en tal situación.

César dijo...

Me encanta. A veces lo he pensado. Ciertamente ellos defienden algo en lo que creen, tanto como nosotros podemos creer en lo nuestro. No sé quien tiene más razón, pero sí sé lo q me distingue de ellos. Me distingue el criterio q elijo para creer tener razón. Mi varemo de la razón es el respeto. Me distingue de ellos el respeto. Defender lo tuyo jugando a ser dios con la vida de los demás, es una falta de respeto por esos otros increíble.

Y bueno q yo me crea más rspetuoso tampoco quiere decir q lo mio sea más correcto, pero como yo creo en ello, voy a ser tan valiente como ellos para defenderlo. Admiro a algunos q defienden cosas q me important un pimiento o icluso estoy en contra, pero cuando lo hacen con pasión y respeto me llaman la atención.

Pero ahora me planteo otra cosa. Y si hubiera vivido en la guerra civil? Me hubiera planteado si debo matar o no al enemigo? Me hubiera planteado hasta q punto es una falta de respeto? No lo sé, espero no verme nunca en tal situación, la odio. Pero parece q en el otro lado sí se lo plantean, para ellos es como una guerra q nosotros no podemos ver. Algunos más q odio por haber faltado al respeto de sus víctimas, me dan lástima por verse en tal situación.

César dijo...

esto... es lo mismo tres veces pero es q no iba bien y al final...tú m perdonas. :P

deinha dijo...

Mmm Isa eres a la primera que le escribo en este boom de los blogs, fotolog y demás variantes cybernéticas. He intentado varias veces ordenar mis ideas al respecto de este otro lado que tu planteas y no logro quedarme satisfecha porque una cosa es lo que dice mi razón,mi esperanza y mi creencia en que las cosas pueden arreglarse sin necesidad de llegar a la lucha arma y otra cosa es lo que me dice el impulso, la razon aniquilada a base de negaciones de mi misma cuando me situo en esa otra piel. Por desgracia creo que yo sí llegaría a la lucha armada, mal llamada terrorismo en muchos casos, porque me he preguntado tantas veces qué haria yo si fuera palestina, o si hubiera vivido el Domingo Sangrieto o si me negaran totalmente lo que considero que yo soy...que no puedo evitar sentir cólera y saber que ante una muerte de identidad impuesta por otros lados las salidas son tan pocas, tienes tan poco margen de accion, tan poco apoyo por quienes realmente pueden evitar las masacres, los asesinatos...que mi razon de ciudadana que vive sin esos problemas se queda amilanada por la que siente el dolor, la frustación, la humillación y negación de sí y que decide actuar. Creo que la acción es solo la culminación de problemas que de ser solventados antes no tendríamos que plantearnos nada de esto. Pero...Intereses creados... Yo creo que si detestable es tener que llegar a tomar las armas en pos de la libertad (como degradamos las palabras¡¡¡),más detestable es no coger un arma y estar sentado en un maravilloso sillón, con todos los privilegios y poderes, firmando leyes o pasando decretos que favorecen el nacimiento de estos actos. Lo siento, yo no podría vivir reprimida como Ser y dejar que eso es les toque a las generaciones futuras por la falta de acción. La situación extrema provoca acciones extremas... Demasiados cafés son necesarios para un tema con tantos matices..¿Salamanca 2007-2008?;)

Pau dijo...

Es jodido, es muy jodido comentar un tema así, creo que Cesar ha dado en el clavo, lo que nos diferencia de ellos es el respeto por la vida ajena; bien, el problema es cuando en vez de el tiro en la nuca pasamos a la quema de cajeros, el boikot a las sedes de otros partidos, lanzar piedas a embajadas yankies o hacer pintadas de esteladas. El claroscuro de la palabra terrorismo es mucho más peligroso que el de la palabra democracia, que ya es decir.

En ciertos deportes, si cometes una falta que está catalogada como "grave" la sanción es equivalente al daño causado, pero eso sólo pasa en los deportes, no?

Me enervan los que no tienen dudas
y aquellos que se aferran
a sus ideales sobre los de cualquiera.
Me cansa tanto tráfico
y tanto sinsentido,
parado frente al mar mientras que el mundo gira.
Francisco M. Ortega, del libro Cuenta atrás.

PD: he estado desconectado del mundo, ahora nos "veremos" más.

PD2: tedebo una charla larga y tendida, pero no sabría ni por donde empezarla, aparte me he quedado sin agenda en el movil, así que lo tengo un poco más jodido, de todos modos, todo se andará, te lo garantizo.

Camiseta Personalizada dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Se você quiser linkar meu blog no seu eu ficaria agradecido, até mais e sucesso.(If you speak English can see the version in English of the Camiseta Personalizada.If he will be possible add my blog in your blogroll I thankful, bye friend).

Quico dijo...

Como deinha es la primera vez que escribo en blogs de estos.
El tema (como han dicho todos) es jodido de cojones, pero creo que estoy con Cesar y con Pau. Creo que el límite para defender tus ideas es el respeto. El caso más simple es que cuando estoy discutiendo con alguien, procuro no levantar la voz, de igual forma que no consiento que me griten a mi. Si yo no permito esto, ¿como voy a comprender que se defiendan unas ideas con las armas?
Por otro lado, en el caso hipotético de que me hubiese tocado vivir durante la guerra civil, creo que mi moral no me permitiría agarrar un fusil y ponerme a pegar tiros, supongo que mi papel habría sido el de ayudar a uno de los bandos en logística, recursos o lo que pudiese hacer sin tener que encontrarme en la situación de matar a alguien. De todas formas, creo que el ejemplo de la guerra civil no es, ni por asomo, similar al del terrorismo (y digo terrorismo ya que defienden sus ideas sembrando el terror) Teniendo en cuenta que estamos en Salamanca (zona sublevada desde el principio del levantamiento) no creo que hubiese tenido que decidir, te agarraban los fascistas y te ibas con ellos, fueses del bando que fueses. De igual forma, habrá habido zonas de España en la situación opuesta...
El otro caso (el de Palestina) también es distinto. Ahí estaban los pobres palestinos tan tranquilos, llega la comunidad internacional y les dice "ahora todo esto es de los judíos europeos, que no sabemos que hacer con ellos..." y dicen "vale, pero solo esto" y después los israelitas "oye, que somos la segunda potencia armamentística mundial, ¿y si nos quedamos con un trozo más de Palestina poquito a poco?" y los palestinos se cabrean, y los israelitas "oye, que se han cabreado, vamos a hacinarlos en guetos con un muro alto de cojones para que no nos molesten" y los pobres palestinos tirando piedras y recibiendo cohetes (o cobetes) ¿Qué deciden hacer?, pues lo lógico, si no tienes comida, ni casa, ni futuro... te atas una ristra de explosivos e intentas joder a los que te están jodiendo a ti y a los tuyos. Creo que a los vascos no les están tirando cohetes, ni los están rodeando, ni los tratan peor que a otro español (es más, viven mejor que la gente de otras comunidades autónomas)
En definitiva, y cayendo de lleno en un tópicos, tu libertad acaba donde empieza la de los demás.

Por cierto, el blog de camisetas personalizadas ya no funciona. Una lástima, me picaba la curiosidad...

Glaciar dijo...

Acabo de leer algo impresionante...! Muchas veces me han tachado de estúpida e inocente por defender esa idea, por defender que tal vez la maldad del mundo no se cometa por el hecho de cometer una maldad, si no que la gente que está detrás de esos actos cree que es necesario por conseguir un mundo mejor, que el fin justifica los medios...
Tampoco es una forma de justificar su manera de actuar, tengo muy claro que es un atentado contra la libertad de los demás y que está mal hecho. Pero... sigo sin creer que en la maldad de las personas.