domingo, 16 de diciembre de 2007

CaRtA dE nAvIdAd

Son extrañas las sensaciones, las añoranzas, los caminos. Son extraños los puntos que recorremos uno a uno durante nuestra vida, sorprendiéndonos nosotros mismos por cosas que quizá deberíamos haber pasado hace tiempo. Es extraño cómo luchamos para ser nosotros mismos cuando el único obstáculo que encuentro está en . Yo soy la que me interpongo entre lo que quiero ser y lo que soy. Yo soy la que toma la decisión. Yo soy la que extraño lo que no tengo o la que se siente vacía. Mi voluntad maneja cada uno de mis actos, y sería cínica si lo negara. Indudablemente existen miles de cosas que me rodean y me afectan, e incluso las tengo en cuenta. Pero en el último instante, la última respiración, el camino; todo eso corre tan sólo de mi cuenta.


Por eso este año no hay carta a los Reyes. Este año me escribo una carta a mí misma, y me digo:


Déjame ser yo. Déjame ser la que quiero ser en cada momento. Déjame no volver a ahogar una risa o hacerla sonar hueca y vacía. Déjame convertirme en Lolita, en Robinson, en Ché, en Vega, en Einstein, en Ende, en todo lo que me inspira en el momento de inspiración. Déjame bailar sin buscar coordinación, déjame mezclar todo lo que toca mis manos. Déjame revelar secretos inconfensables. Déjame jugar una vez más. Déjame pintarme la boca muy roja y los ojos muy negros. Déjame esconderme bajo mi ropa. Déjame enseñar tan sólo lo que me apetezca enseñar. Déjame arrepentirme una vez más, pero sin culpabilidades por favor. Déjame comprometerme y cumplir; pero también déjame la espontaneidad. Déjame echar a perder, déjame dejar cosas para mañana, déjame dejar de pensar en mañana. Déjame quemar la agenda, déjame sorprenderme. Déjame conocer. Déjame quedarme en la cama con ojos legañosos y arrebujarme en mis sábanas.


Quiero ser yo toda mi vida.

2 comentarios:

César dijo...

Me encanta este post. A veces cuesta ser uno mismo, pero siendo uno el que es le ocurren las mejores cosas.

Anónimo dijo...

Dejarse llevar, dejarse sentir, respirar y notar como el aire llena tus pulmones y te da vida...
La única forma de vivir de forma justa para sí mism@ es haciendo lo que en cada momento se siente, sin juicios y sin miedos.
Te invito a que te dejes fluir con libertad este 2008...
No es tan difícil :)