martes, 15 de enero de 2008

ApOcAlYpTiCa - EpiLOgUe

Toda una vida intentando descubrirme...

Segundo a segundo, instante tras instante, escondido tras una leve cortina escudriñas hasta el más ínfimo movimiento que genero. Toda una vida conectando uno a uno los detalles.

No se unen, ¿no lo ves? No pertenecen a un sólo puzzle. Son mezcla de gritos y suspiros, de violencia, de descontrol, de carcajadas inconexas... No llevan a nada ni marcan ningún camino, sencillamente aparecen y se van sin dejar apenas marcas.

¿De verdad no lo entiendes? ¡Estoy loca! Estoy loca...

Ahora sí, ¿ves? Ahora empiezas a comprender. El magnetismo que brota de tu pecho, la gente alrededor, las noches sin luna y los voraces folios en blanco. Los hombres grises existen, y ya no son tan fáciles de reconocer, ya no sólo llevan maletines y cigarrillos. Hay que huir de ellos, no puedes dejar que te atrapen, no hoy, nunca en este momento, me pertenecen cada uno de mis ahoras.

Estoy loca, siempre lo he estado. ¡Todos lo estamos! Pero yo lo supe desde el principio, ya no me sorprendo, no lucho por disimular. Estoy loca y ya está.

Estoy loca ó estoy loca por ti, lo mismo da.

Sí, me vuelves loca, loca de remate.

Quizás entonces fueras tú el loco... Quién sabe.


2 comentarios:

Master dijo...

He decidido dejarte algún comentario, aunque no sea mucho de escribir, para que veas que es cierto que te leo de vez en cuando.
Primero, que me encanta como escribes, sigue asi.
Segundo, me gusta la forma en la que presentas los textos, brutos, directos, sin anestesia... cada uno de una cosa, lo que se te pasa en cada instante por la cabeza, lo que quieres en cada momento, y eso se nota, en positivo... y por ser precisamente así, es un pequeño reflejo de lo que cada uno de nosotros en un momento u otro piensa...
Gracias y sigue asi... Besis

Glaciar dijo...

Los hombres grises!! Me encanta el libro de Momo...