sábado, 31 de enero de 2009

SeRvIlLeTaS




Re.
Nombre de mariposa.

Excusa de media noche.
Se topó con su propio espejo.

Y sin romperse se hizo mil pedazos.
Que quebraban, queriendo no sellar de nuevo.

Pero siempre viviendo hasta el final.
Y no sabiendo que el presente contínuo formaba más parte del pasado que del futuro.
Y no sabiendo que el futuro se formaba con cada una de sus noches.
Que ponían punto y final a cada pestañada que quería ver algo nuevo.




2 comentarios:

Cardi dijo...

se cuando se escribio, pero, y perdona mi corta inteligencia, no entiendo nada

Glaciar dijo...

Éstas son las poesías que más me gustan, las que aparentemente no tienen ningún sentido...